Una característica de las obras transmedia es que generan ficciones que pretenden confundirse con la realidad. Sara, al igual que mucho(a)s jóvenes en la actualidad, utiliza lo que encuentra en la web, especialmente información e imágenes para alimentar su diario personal y el dúo digital y hacer una creación propia, sin preocuparse por atribuir autorías o procedencias. Esta práctica, que se emula en el diario de Sara y en el dúo digital, es denominada “apropiación” por Henry Jenkins (2009).

Jenkins, H., Purushotma, R., Weigel, M., Clinton, K., & Robison, A. J. (2009). Confronting the Challenges of Participatory Culture. Media Education for the 21st Century. Cambridge: The MIT Press.